Agustín Ramírez, Aganova Grupo: “Sin un proceso de venta, no hay venta, sólo se despacha”

Es el director ejecutivo de Aganova Grupo, especializado en la detección de fugas de agua, y fue unos de los primeros alumnos de la Escuela. Si le pedimos que nos diga una frase que resuma su filosofía de vida, nos dice “la que tengo en mi despacho: si lo puedes soñar, lo puedes hacer”. Agustín Ramírez tiene claro que su grupo, conformado por diferentes empresas, ha avanzado con la formación recibida: “Desde la aplicación de la formación en la empresa, en 3 años, nuestra facturación ha aumentado cerca del 200% y hemos pasado de 5 a 20 empleados”.

formación, ventas, aganova, clientes, vender, venta

  • ¿Qué es para ti vender?

Llegar a satisfacer la necesidad de un cliente a través de un proceso de ventas.

  • ¿Es importante? ¿Por qué?

Para nosotros es vital y para una empresa en general. Sin un proceso de venta, no hay venta, sólo se despacha. Nosotros antes no vendíamos, ahora lo hacemos con un proceso.

  • En relación a otros países, donde desde niños enseñan a ‘venderse’, como Estados Unidos, ¿qué crees que es lo que falla en nuestro país?

Creo que es cultural, quizás por la imagen que ha tenido siempre el vendedor, que no ha estado ni valorado ni profesionalizado. Las empresas españolas estamos perdiendo potencial porque no sabemos vender y no somos consciente de todo lo que tenemos, que si supiéramos vender, sería más beneficioso para todos.

  • En el sector donde tu trabajas, ¿es más difícil la acción comercial, menos o igual que el resto?

Es mucho más fácil: es un servicio nuevo y con muy pocas empresas competidoras. Nuestro sistema Nautilus es muy novedoso y fácil de vender.

  • ¿A quién destacarías como tus maestros: en tu profesión y en la vida?

Para mí Jesús Domene, de la empresa de aguas de Málaga, que ha sido capaz de enseñarme en el trabajo, además de impregnarme de su filosofía visionaria. Y por supuesto, mi padre, un referente en mi vida, también a nivel laboral.

 

Batería Hiágora

Te encantaría tomarte un café con… Antonio Bandera.

Si no me dedicara a lo que me dedico, me hubiera encantado ser… sería igualmente empresario, con otro tipo de empresa, pero empresario finalmente.

No soportas… el desprecio.

Admiras a… mis padres y abuelos.

Un rincón para perderme… la playa.

Tu mejor baza para la venta es… la confianza que transmito al cliente.

 

Hiágora, la Escuela de Ventas.