¡Es la diferenciación!

¿Cuál es la clave para que las empresas prosperen de manera sostenida en el tiempo? Se habla mucho de este tema recientemente. En el contexto de crisis actual, mucha gente busca la manera de prosperar a nivel de empresa, de comunidad o incluso de país.

 

Antes era común oír que la clave era la calidad: frente a la invasión de productos asiáticos, lo mejor que podíamos hacer los europeos y los españoles en particular era apostar por la calidad. Ahora la tendencia se ha desplazado al famoso I+D+i. ¿Pero cuál es la clave para que las empresas prosperen de manera sostenida en el tiempo?
Todo y nada a la vez. No existe un paradigma o un modelo que garantice el éxito de tu empresa. Si así fuera, bastaría con aplicarlo para conseguir automáticamente el éxito empresarial. Sólo hay un conjunto de situaciones y acciones que, cuando confluyen y además hay suerte, permiten alcanzar el dicho éxito. Iremos desgranando algunos de estos mecanismos en el futuro.

 

Pero uno de los factores más importantes y que aparece en casi todas las empresas que han tenido éxito es la diferenciación: para que los clientes te elijan a ti y no a otro tienes que darles un motivo; tienes que ser diferente de tu competencia. Evidentemente nos podemos diferenciar por nuestro I+D+i, pero también por nuestra calidad, nuestros costes o nuestra inversión en publicidad, entre otros aspectos. Y ninguno de dichos aspectos es mejor o más digno que otro.

 

Porter, al que ya hemos nombrado alguna vez, lo exponía de la siguiente manera: incluso con el riesgo de ser algo simplistas, en realidad se ve las alternativas que plantea Porter para describir cómo competir en un mercado son, en realidad, sólo una: la diferenciación. Por coste, por calidad, por cualquier motivo. Pero lo que debe importar al empresario es ser percibido como diferente y que esa diferencia sea la excusa para que sus clientes adquieran sus productos y no otros.

 

Reflexionemos
¿Cómo de diferentes son vuestros productos de los de la competencia? ¿En qué aspectos se puede diferenciar vuestra empresa de la competencia? ¿Os interesa realmente diferenciaros?
Hace algún tiempo, hablando con un empresario del sector de la automoción me explicaba que los precios de los servicios que ofertaba eran los que eran porque… la competencia en su zona tenía esos precios. Ni siquiera se había molestado en comprobar si el precio por hora era superior al coste. Suponía que sí porque su negocio seguía en marcha y el de la competencia también. ¿Es esto una estrategia válida a medio o largo plazo?

Imagen: Stockvault.

 

AutorEmilio López. Ingeniero Industrial. Executive MBA en el Instituto Internacional San Telmo.