Pregunta, pregunta y pregunta… para conocer

No pienses mal; no se trata de preguntar por hacerlo, para ‘cotillear’. Todo lo contrario, necesitamos saber, conocer a nuestro posible cliente para ser conscientes de cuáles son sus necesidades y poder ofrecerle soluciones.

El sondeo es una de las partes claves dentro de todo el proceso de ventas, que como te contábamos en un anterior post (aquí lo puedes leer), consta de 11 pasos y que podrás conocer en profundidad en el programa dirigido de La Escuela de Ventas Hiágora, “Aprende a vender: claves técnicas prácticas en el proceso de ventas”.

En esta segunda sesión, hemos tratado esa parte del sondeo. Muchas veces pensamos erróneamente que el hacer preguntas puede dar una mala imagen nuestra. Y no es así, puesto que al hacerlo realmente lo que mostramos es interés para conocer las necesidades y/o problemas de nuestro posible cliente y, en base a eso, poder ofrecerle soluciones con nuestros productos/servicios.

Este ejercicio se torna en fundamental para no caer en unos de los errores que más comúnmente se comete a la hora de vender: presuponer. ¿De qué nos sirve dar por hecho información, porque la hayamos encontrado en algún soporte o nos la hayan dicho terceros, si no la sabemos por boca de nuestro posible cliente? De nada, no nos sirve de nada. Es más, nos puede ayudar a equivocarnos. Presuponer nunca es recomendable en venta.

Pero, y ¿cómo preguntamos?, ¿qué tipo de preguntas son las más efectivas?, ¿cómo puedo hacerlas para no dar mala imagen y que la persona que tengo enfrente no se sienta ofendida y/o atacada? Pues, para conocer las respuestas de todas estas preguntas, te emplazamos a que realices el seminario de nuestra Escuela.

El próximo post será el último de este seminario: te daremos algunas tips más para que las tengas en cuenta en tu proceso de ventas.

Imagen: Freepik.

La Escuela de Ventas.