Formación en ventas | Cursos de Comercial | Hiágora

951 014 687

Imagen de portada para el post de blog que te ayuda a lograr el crecimiento empresarial de tu organización

[Dirección Empresarial] ¿Qué está impidiendo que tu empresa avance?

¿Qué tiempo le dedicas a pensar en el crecimiento empresarial de tu negocio?

Llevo tiempo pensando en escribir sobre cómo conseguir el crecimiento empresarial de un negocio. Primero porque es una cuestión que me ocupa desde hace unos meses y segundo porque me apetece compartir las conclusiones a las que llego con vosotros.

Un profesor me contó una anécdota que vivió. Asistía a unas clases en las que el ponente hizo una pregunta al auditorio: ¿Con los hijos qué es más importante la cantidad o la calidad del tiempo? La mayoría del auditorio se decantó por contestar la calidad, por supuesto.

La respuesta del profesor fue simple, pero llena de sentido común: Ambas son importantes, porque para que exista calidad también debe existir cantidad.

La capacidad de avance de un negocio es directamente proporcional al % de tiempo que un empresario le dedica a pensar en el futuro

Imagen ilustrativa de una libreta, usada de apoyo al copy del post de blog que habla de crecimiento empresarial


Icono Formación In Company en Ventas Hiágora

Formación In Company de Hiágora: Todo cambia cuando una empresa forma a sus trabajadores

Se establecen dinámicas unificadas, los departamentos se escuchan, y trabajan bajo un mismo método: medible, ajustable y exitoso.


El centro de la actividad diaria

Llamadas, emails, reuniones, asuntos urgentes, “fuegos que apagar”, nuestros días están orientados a alimentar los problemas y matar de hambre a las oportunidades (frase de P.F. Drucker, gracias sr Drucker).

Si no le dedicas tiempo a pensar en tu negocio, te quedas atrás.

¡No avanzo! Es una exclamación que me encuentro con cierta frecuencia. Un sentimiento demasiado extendido desgraciadamente.

Lo que me he aplicado a mi mismo para conseguir avanzar:

  1. Entender que la responsabilidad de avance es mía, no de otros. Me permite poder actuar en consecuencia. Establecer mecanismos que generen avance.
  2. Entender que mi semana de trabajo operativa – ejecutiva es de 4 días, 1 debe estar reservado a hacer avanzar mi negocio, al menos.
  3. Reservar un tiempo semanal a que mi negocio avance = a pensar en mi negocio.
  4. Respetar este tiempo sobre todas las cosas. Respetar implica no estar para ningún otro asunto en absoluto.
  5. Traducir el tiempo invertido en acciones concretas de la dirección empresarial

Ya sabes que aplico en mi día a día para lograr el crecimiento empresarial de mi negocio, ahora te toca a tí.

Últimos posts

Si tienes un gran producto o servicio y no cierras tantas operaciones como deberías este curso de ventas es para ti.

Descarga el dossier Aplicaciones de la IA a la Venta

Contenido exclusivo para empresarios y directivos

Recibe en tu email el dossier completo









Portada ebook aplicaciones de la IA a la venta