El [Margen Comercial] y la crisis

 “Donde hay margen comercial hay alegría”. 

El proceso de venta, debe ser tenido en cuenta como lo que es: Fuente de generación de ingresos, con margen comercial suficiente como para sostener la estructura empresarial, generar riqueza para todos los implicados: propiedad, empleados y sociedad. Hacer perdurar esta situación a lo largo del tiempo proporcionará prosperidad a todos los implicados en el proceso. Es por eso, que apostillo en mi empresa siempre … De VALOR, tras la descripción El Proceso de Venta.

(más…)

¡TÚ ERES LA CLAVE!

Me preguntan, a menudo estos últimos días, los empresarios y directivos con los que nos relacionamos que ¿Cuáles son las claves en un momento como el actual? Mi respuesta a esta pregunta siempre es la misma: ¡TÚ ERES LA CLAVE!

Es tu conocimiento y tu capacidad para aplicarlo lo que te va a llevar a decidir, adelantarte y crear el modelo de negocio más rentable para tu empresa hoy.

Es tu capacidad de simplificar y centrar lo que haces, lo que va a permitir multiplicar los resultados, que en una situación como la actual se desvanecen, como consecuencia de la dispersión.

Es tu capacidad para definir un mapa sobre el que basar tus decisiones estratégicas, el que te ayudará a maximizar la probabilidad de acertar, porque un mapa te guía y orienta cuando te pierdes. Hoy es muy fácil perderse, ya lo sabes.

Es tu capacidad para ser prudente y mantener la serenidad sin caer en la tentación del oportunismo, motivado por la incertidumbre, manteniendo la coherencia, a la que si sumamos la diferenciación y capacidad de adaptación tendremos el inicio de una oferta poderosa que es capaz de generar atracción.

Por estos y otros motivos, amigo empresario – directivo ¡TÚ ERES LA CLAVE!

[Margen Comercial] Céntrate en vender valor, si no sufrirás vendiendo por precio

La Venta de Valor como centro del proceso

¡No caigas en la tentación de bajar precios de forma inmediata!

Ya sé que una de las reacciones primeras puede ser la de bajar precios. Y también sé que esa no es la solución. También sé que puedes estar pensando: “Dame dinero y no me des consejos”. Lo sé. Nada más lejos de mi intención dar consejos a nadie, si no más bien, ofrecerte mi reflexión para que pueda ayudarte en el camino.

(más…)