El valor de un “me gusta”

Hablar hoy en día de la importancia de las redes sociales en la comunicación empresarial es algo tan obvio como lucir un buen escaparate si tienes una tienda de moda. Las marcas ya son marcas 2.0 y la creación de una página corporativa en Facebook es una de las señas de identidad de cualquier empresa, sea de ámbito local, regional, nacional o internacional. Leer más

Qué es el Canvas y cómo usarlo

El Canvas es una herramienta que nos permite describir el modelo de negocio de una empresa de forma gráfica, sencilla e intuitiva. Hasta ahora, para poder decir a qué se dedicaba una empresa, los recursos que tenía, etc, recurríamos al plan de negocio o plan de empresa. Este documento solía ser un “ladrillo” ilegible destinado a inversores pero poco útil para el día a día de la empresa. Leer más

El proceso de ventas llega a su fin: el cierre

Todo proceso, después de haber realizado las fases correspondientes, debe tener un cierre: claro, conciso y que nos haga ver que ya ha llegado a su fin. Eso es lo que ocurre en el proceso de ventas, uno de los últimos pasos es el cierre, aunque no es el último. Y para que se dé un buen cierre, previamente debía haber un gran sondeo (en el post anterior, te contamos de qué se trataba). Leer más

Pregunta, pregunta y pregunta… para conocer

No pienses mal; no se trata de preguntar por hacerlo, para ‘cotillear’. Todo lo contrario, necesitamos saber, conocer a nuestro posible cliente para ser conscientes de cuáles son sus necesidades y poder ofrecerle soluciones.

El sondeo es una de las partes claves dentro de todo el proceso de ventas, que como te contábamos en un anterior post (aquí lo puedes leer), consta de 11 pasos y que podrás conocer en profundidad en el programa dirigido de La Escuela de Ventas Hiágora, “Aprende a vender: claves técnicas prácticas en el proceso de ventas”. Leer más

Hasta que me digas que “no”

¿Cuándo dejo de hacer seguimiento? Cuando me digas claramente que NO.

¿Significa esto atosigar? No.

Cuando hacemos labor comercial es frecuente escuchar “llámame después”, “no está”, “no puedo atenderte”… Un buen comercial debe estar acostumbrado al “NO” y a estas evasivas. Al recibirlas, ante todo, mostrar respeto y educación. Aunque es duro convivir constantemente con estas respuestas, hay que tomarlas de forma constructiva para poder sacar el máximo provecho, porque hasta que no recibamos un “NO” claro y rotundo, habrá oportunidades de negocio. Leer más